25 octubre, 2007

Capítulo 84 (El Apestado)

Me voy a poner coyuntural. Les contaré algo sucedido ya hace unos 20 años, en París. Esto, a propósito del ataque racista sufrido por una adolescente ecuatoriana en los trenes de Cataluña.

Y bien, pues yo también sufrí un ataque racista a los pocos días de llegar a París. La cosa va así: como yo era, y sigo siendo, muy bueno para muchas cosas, salvo para la estabilidad laboral, conseguí que me becaran para estudiar francés mientras preparaba mi apestosa cabeza para los exámenes de ingreso a la Universidad.

Así, un día salía del instituto de francés, en las cercanía de Montparnasse, cuando en una esquina, a las puertas de un bar, en una zona llena de gente, un grupo de skins me preguntó algo que yo no supe responder, pues mi francés se limitaba al bonjour, al merci y al s’il vous plait, con ese aterrador acento latino que hace que la lengua de Moliére suene a escoba vieja sobre el pavimento.

Así, con voz apagada por los nervios, les dije a los seis u ocho racistas alguna incongruencia que debió sonarles a insulto, y todos ellos se abalanzaron a patearme profiriendo insultos que entonces, claro, yo no entendía. Como no soy pendejo, me lancé a media calle, por encima de un auto que estaba parqueado en la calzada y cuya alarma sonó estrepitosamente, llamado la atención de cuantos, todavía, no se atrevían a mirar de frente la agresión.

Eso fue, en realidad lo que más me molestó y me hirió: ver a una sarta de parisinos, esos sí pendejos, que no hicieron nada por defenderme cuando un grupo de neonazis me agredía. Esa es la peor muestra del estado de descomposición en el que se encuentra las sociedades europeas, ese individualismo enfermizo que lleva al suicidio a la gente, que les lleva a convertirse en unos cobardes, en cómplices de agresiones como las que yo, o la adolescente que vive en Cataluña, sufrimos. Y es por eso que yo, aún cuando tendría muchas más oportunidades laborales en el viejo continente, nunca volvería a vivir allá.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Grafiti en los baños "generales" del campamento donde estoy en Perú:

"Larguense malditos ecuatorianos"

... pero aqui estamos y NO nos vamos a ir, es mas, con ayuda de Dios planeo tener bastaaaaante trabajo por aca.

Slds
CD

yo misma dijo...

Pues a mí también me molestó el ver al otro chico del tren que veía todo la agresión a la chica y no se atrevía a hacer nada!!! Todas esas agresiones xenofóbicas son fatales, y no me gusta cuando nosotr@s permitimos que eso pase en nuestras narices: ¨negro hijueputa, longo de mierda, colombiano ladrón" etc. etc.

Ludovico dijo...

es cierto... esta sociedad se cae. Y será pronto

Quiteña-en-gringoland dijo...

En cuanto a lo sucedido, me duele en el alma cuando leo o escucho estas historias. En el video mas bien me daba ganas de agarrarle y *&^%$#@! al tipo que estaba sentadote sin hacer nada! si hasta yo habria tratado de pararle al borracho ese.....y claro, como sabemos eso es pan de cada dia, te paso a ti, y cuantos no se quedan simplemente de expectadores, como pueden quedarse con los brazos cruzados?
Una historia: un señor estaba siendo atacado con navaja por un par de personas en un mercado lleno de gente, nadie movio un dedo, quien se lanzo a defenderlo? su hijo! un niñito de unos 10 años!! ....me conmovio tanto...
Yo nunca he sido agredida de manera fisica. Ahora vivo al sur de los EEUU, esta es una zona que es mas racista y muy conservadora, he tenido un par de roces con gente, pero pienso que su ignorancia no me deberia quitar el sueño.........

Carlos dijo...

...nosotros somos mas racistas entre ecuatorianos, solo que no pegamos...puteamos.
Dime si algún canal de TV volvió al Chota después de que se acabó la fiebre del mundial.

Atrapasueños dijo...

El odio y la intolerancia se han convertido en componentes clave de la vida moderna, si no es por la raza, es por la religión y si no por la orientación sexual, el nivel económico o el color de la camiseta. Nadie está calificado para creerse mejor que otro, la diversidad es lo que hace que la humanidad haya llegado a donde ha llegado, lo malo es que hasta ahora no lo comprendemos y por eso la sociedad en general se esta yendo por el caño

Andrea dijo...

El individualimso egocentrico, la tendencia quemimportista hacia la problematica ajena, el miedo a la confrontacion por causas justas es lo que nos tiene asi. Nadie hace nada por el otro, es increible ver tu caso, asi como miles otros en los que las personas aclaman a la tan famosa frase "yo no me meto, alla ellos" solo por evitarse problemas! Cuando empecemos a pensar un poco mas en los demas, sera realmente cuando demostremos que nos queremos.

Anónimo dijo...

>>"yo no me meto, alla ellos"

Alguna ocasión un marido le estaba pegando a su mujer y yo hecho el héroe me meti... despues toco huir de ella.

No me arrepiento de haberme metido y pienso que lo hice por mi,¿es eso egoista?, talvez, pero no se si lo volvería a hacer.

Conforme envejeces los ideales/valores se desgastan y si ya no nos queda el fuego/intrepidez de la adolesecencia almenos deberíamos suplirlas con algo de responsabilidad social... creo

Slds
CD

runnerfrog dijo...

Por Dios que recuerdo que me bastaron dos horas en Londres para comprobar ese individualismo y desdén sin siquiera ser agredido... de hecho, algo de agresión eso siempre tiene.
Con sólo un día me costaba creer cómo la gente podía vivir en tan enfermizo -y solitario- estado mental. Su amabilidad -politeness- (fría como el infierno) era una barrera puesta entre ellos y una persona con acento francés: Dios sabe por qué tengo acento francés cuando hablo inglés, pero me siento afortunado de no haberme encariñado con nadie allá. Hasta un par de hindúes se burlaron de mí siendo que hablaba mejor que ellos! "Please, don't mock me", les dije enfrente de unos ingleses, los ingleses se veían pero no estaban, pero les "paró el carro" a los hindúes que les dijeran eso, amablemente pero en la cara, enfrente de sus discriminadores. Otra cosa es que obviamente no se puede razonar con un neonazi.
La libertad tiene un problema, pero deberá seguir teniéndolo para seguir siendo libertad; el gran problema es la reducción de la equidad en justicia y en educación, y son un problema global.
Disculpas por el (suave) "rant".

Anónimo dijo...

Los españoles se creen la gran huevada hoy le di una gran paliza a un español en mi ciudad y le dije que se largara a su apestoso pais

Diabolus(ex)Machina dijo...

Xenofobia?...aca en Miami...
y no los gringos contra los latinos...
los latinos contra los latinos..
los cubanos contra los argentinos
los cubanos contra los dominicanos.
los cubanos contra los "sudacas"
los cubanos contra los colombianos
con los unico q se llevan bien...son con los puerto riqueños...
y yo para no quedarme atra... con todos.....

A. dijo...

De acuerdo en las críticas al problema del racismo en Europa, pero como ya lo ha mencionado aquí alguien,NO HAY SOCIEDAD MAS RACISTA QUE LA ECUATORIANA. Hay que ver la viga en el ojo propio de vez en cuando...

Sobre las sociedades europeas y su nivel de individualismo, pues a mí me gusta mucho. Por ejemplo, existe gran libertad "existencial" para elegir tu propio destino, sin las limitaciones que las sociedades patriarcales imponen a las mujeres, en nuestro supuesto rol de "madre", "esposa", "hija" latinoamericana.

Tofu - sensei dijo...

Bastante se ha hablado del tema como para yo poderlo ampliar loco, pero sólo viendo las propias falencias se podrá hacer algo para solucionarlas. Claro está que también le haría con mucho gusto una prostatectomía transuretral al Xavierito tirado a nazi... con cuchara y tenedor.
Saludos.

neurotransmisores dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices del individualismo enfermizo. Cada uno va a lo suyo y cada vez hay menos comunicación. Saludos

Anónimo dijo...

Curioso esto del racismo no? el apestado odia a los gringos pero destesta el individualismo