27 mayo, 2008

Capítulo 98 (El Apestado)

Hace rato que le debo un post a la ignorante de la Macarena. Y no es que mi mujercita sea un ignorante completa, pero si parcial. Lo digo, debido a que desconoce de la existencia de este espacio, como muchos de ustedes ya lo saben.

Y si no tiene idea de la vida de El Apestado es porque me atemoriza revelarle mis revelaciones, algunas de las cuales, aunque son enteramente sinceras, pueden herirla. Así, puede que no acepte que la desnude, como ya lo he hecho, con mis descripciones sin censura. Entonces, para paliar los efectos que pueden producir un descubrimiento repentino de este mi secreto, aquí va mi alabanza, que más que elogio, es admiración pura y simple.

Cada mañana que me despierto junto a ella, tomo unos segundos para mirarla sin que se de cuenta y me sorprendo de que aún me aguante, de que, a pesar de su belleza, de su pureza, soporte al apestado que tiene a su lado; y no es que tenga aliento de perro sino que en la vida cotidiana soy así, como ustedes me conocen, un eterno descontento, un maldito resentido que para no morir de ira, recurre a la ironía para relacionarse con el mundo, este apestoso mundo.

Y ella, como si intuyera por dónde van mis pensamientos, abre los ojos y me da la primera lección del día: me da un beso en la boca, se da vuelta y se levanta, dejándome ver su perfecto trasero desnudo mientras yo, con esa solo imagen, me reconcilio con el mundo que segundos antes era una bola gris y sucia.

Turbado, alcanzo a levantarme para ir a encender la cocina donde la inmensa cafetera italiana espera para despertarnos definitivamente. Mientras Macarena toma su ducha, yo despierto al niño, le acerco la ropa y tras un juego demasiado corto, entro a la ducha para enfriar mis pensamientos que no han dejado aún la imagen de sus redondos glúteos.

Cuando salgo de la ducha, Samuel está vestido, Macarena a medio arreglarse es una tentación que debo esquivar para no tumbarla en la cama, nuevamente. Así, los tres tomamos el desayuno juntos antes de ir, cada uno por su lado, a vivir la vida.

Son, al menos, unas dos mil quinientas veces las que pienso en la Macarena cuando estoy en el trabajo y al menos una de esas veces la llamo por teléfono, solo para oír su voz, porque por lo general se que está sentada frente al computador atendiendo cosas de su trabajo.

Y es que, no puedo vivir sin ella. Soy un apestoso enamorado. Y hago todo lo posible porque ella sienta, al menos, la décima parte de lo que siento yo por ella. Así, creo que con mis pestilencias, le hago reír, y bastante. También cuezo para ella y Samuel, los platos más exquisitos que mi mente y mi bolsillo me lo permiten. Cuento, aunque ella dice que es para Samuel, las historias más inverosímiles que mi apestosa cabeza puede imaginar y mientras tales relatos duran, veo con fascinación, un brillo en sus ojos, igual que el brillo que las aventuras mías, en las selvas de Madagascar producen en Samuel.

En la noche, cuando la cama es el único lugar que tenemos para huir del pestilente frío quiteño, vuelvo a sentir que el mundo no es ese inhóspito lugar que fue durante toda la jornada y me olvido por completo de mi pobreza y de mis males cuando cruzo mi pierna derecha sobre su vientre plano y acaricio con dulzura su seno derecho…

Te amo, Macarena…

11 comentarios:

LA Gaby dijo...

... el apestado ha sabido tener corazón...

GABU dijo...

Tanta dulzura contenida merecía ser glorificada sencillamente con ese "TE AMO"...

P.D.:Sabés? Intuyo que ella siente tu amor... :)

TE AGRADEZCO LA VISITA A MI ESPACIO!
Bienvenido cuando gustes...
BESOTES

Nambija.. la fulana dijo...

..definitivamente estas enamorado! ..la vibra se siente en cada palabra.. en cada puntito.. :D juju .. al igual que ti mi rincon lejano es un secreto... un olvido a proposito ..
saludos!!

Ludovico dijo...

me alegra... al menos hace que la vida sea al menos un poqco mas llevadera

Minmey dijo...

snif.... snif... que bonitinho... nossa meu... da pra ela ficar apaixonada de vc pra sempre....

Atrapasueños dijo...

si todos tuvieramos alguien por sentir y con con quien compartir como vos lo haces con la Macarena el apestoso mundo seria menos pestilente... necesito urgente una novia!!!

b612 dijo...

bravo, aplaudiendo y de pie

Minmey dijo...

tranqui broder.. ya se viene el miercoles alterno del 11 de junio...se te espera

Rossy dijo...

Hermosas palabras.

Puede ser que la vida te apeste... pero amas.. y eres amado.

Eso hace que la vida valga lo suficiente.

Estas expresiones no son de felicitar, pero me cautiva la capacidad que tus palabras -en este post- tienen para transmitir sinceridad. Mis felicitaciones son para Macarena, porque es una mujer amada... como muchas quisiéramos serlo.

Anónimo dijo...

Es decir, yo le haría leer a la macarena esto de tu blog.

byrongio dijo...

>>"vuelvo a sentir que el mundo no es ese inhóspito lugar que fue durante toda la jornada y me olvido por completo de mi pobreza y de mis males---"

Algo cursi en realidad y lo peor de manera conciente o no acabas matando al Apestado a quien supuestamente le "queda el consuelo del buen polvo"...