15 julio, 2009

Capítulo 122

Este año mi hijo se irá a Orlando a pasar vacaciones. Se irá con su madre y sus abuelos, a casa de su tía, cerca del parque que ahora nubla su mente. Yo me quedaré aquí, a trabajar, acompañado de alguna botella, que a su turno nublará mi mente, en el intento de olvidar, o de obviar mi fracaso, aquel que me impide, a mis casi 45 años, comprar un billete de avión e ir con mi familia de vacaciones.

Me queda el consuelo bobo del supuesto. Aquel supuesto que se convierte en ley para mí al pensar que con lo apestado que soy, seguro no me dan la visa, que al traspasar la puerta del consulado, mi olor me delatará y me sacarán a rastras del sagrado recinto del sagrado país, donde no soy bienvenido.

Mi hijo está lleno de alegría, al saber que saldrá de viaje, que conocerá el parque de diversiones aquel, pero contiene su alegría al saber que yo no estará ahí, y su rostro se nubla.

Intento acallar esa pena diciéndole que me debe traer regaliz al peso, y una gorra sin motivos infantiles. Que debe divertirse, comer todas las hamburguesas y papas fritas que pueda, pero me hace acuerdo de que a él no le gustan las hamburguesas, ni la coca-cola, que prefiere agua y talvez, un hot-dog.

En su intento por agradarme, me recuerda que tendrá que soportar a sus insufribles primos y debo confesar que entonces me alegro de no ir con ellos. Pero mi ánimo vuelve a transformarse cuando, a gritos, imagina que sube al Space Mountain, sin mí, y cuando yo imagino que al final de día aún le quedarán fuerzas para acordarse de mi, y llamarme y contarme a la distancia lo ocurrido hasta entonces, y los planes para el siguiente día, sin mi.

En fin, este será un apestoso mes de agosto, con migo mismo.

9 comentarios:

martin romaña dijo...

Suerte en tu mes sin la alegría que da buen olor al mundo apestoso...
La tristeza apesta
Saludos

Petite dijo...

a mi no me llevaron de chiquita... y ahora, longa vieja, todavía quiero ir a Disney!!!

nelsonesteban76 dijo...

Saludos amigo Apestado,

Que chevere tu pequeño viaje y conozca algo más, siempre es bueno, que esa alegría e ilusión sea el consuelo que necesitas en tu solitario agosto, hay ocasiones en que necesitamos estar apestosamente solos para volver a encontrarnos y redefinir objetivos.

Esperamos tu foto con orejas para cuando lleguen tu pqño y tu señora.

No te sientas solo, siempre es bueno leer tus conversaciones.

Saludos Amigo Apestado.

Martín dijo...

¡Animo señor! que no hay mal que por bien no venga.

LeX dijo...

caballero definitivamente a usted lo que le hace falta es un buen baño....

Tofu - sensei dijo...

La ausencia del hijo querido no es mal olor. Es dolor. Lo extrañarás montones. No puedo decir más.
Un abrazo.

john table dijo...

en agosto todo huele más!
un amigo fue de pequeño con unos 9 años al parque de disney cosa muy rara en mi entorno, ya que esta muy lejos de las islas canarias...pero lo cierto es que me conto que las colas para saludar a micky eran de media hora un poco mas y que no entendia porque su madre le obligaba a hacerla con el calor y para darle la mano despues durante un segundo, foto de rigor---ademas el sabia que era un hombre...
un saludo...

Abner de Ner dijo...

HACE UN RATO ENVIE UN COMENTARIO EN UNA pagina WEB DE DIARIO HOY EN EL QUE SE HABLABA DE RAUL REYES Y SU SUPUESTA BITACORA EN RESPUESTA A UNA PUTA COLOMBIANA QUE INSULTABA Y MALTRATABA A NUESTRO GOBIERNO Y NUESTRO PAIS VINCULANDONOS CON EL NARCOTRAFICO Y LA GUERRILLA. PERO LOS CRIADOS DE LOS MANTILLA NO LO PUBLICARON. CUANDO DE INSULTAR AL PRESIDENTE CORREA PERMITEN LOS PEORES CALIFICATIVOS PERO CUANDO ALGUIEN ESCRIBE LO QUE A LOS MANTILLA LOS DUEÑOS DE LA VERDAD NO LES GUSTA ENTONCES NO LO PUBLICAN. OJALA ESTE BLOG NO SEA TAMBIEN DE LOS MANTILLAS.

Saulo Ariel dijo...

Revisaba tu perfil y entre tus apestosas lamentaciones noté que te quejabas de tu desempleo a pesar de ser un mozuelo de 1,80 cm, ¡que suerte!, mi 1.75 cm no puede competir con semejante y apestosa estatura; quizá el 1.81 sí. Pero, en tu último post mencionas que ya estas trabajando. Enhorabuena. Por lo menos alguien consiguió trabajo durante esta porquería de gobierno. Solo espero que tu trabajo esté vinculado con una actividad productiva, a diferencia de ese montón de vagos que han engrosado las masas burocráticas socialistas gracias al Gobierno de la Involución Ciudadana.
Sobre Cuico, lamento lo sucedido, sobre todo por tu pelado y por el perrito. Además de la violencia de aquel virus, el asunto pasa por el raquitismo en el que se encuentran los perros que son recogidos por aquellas fundaciones que intentan hacer algo, bien o mal, por los desafortunados animales. Los animales nativos tienen ciertas fortalezas en materia de defensas inmunológicas, pero éstas, se van al carajo cuando los animales están en condiciones famélicas.
Sobre que “todos los perros eran feos menos el cuico”, estás equivocado, todos los perros tienen su pinta especial, por eso se llaman perros. En cualquier caso te sugiero que te veas bien en un espejo y notarás que no eres precisamente un Adonis.