08 diciembre, 2008

Capítulo 107 (El Apestado)

Escribir para seguir quejándome de mi infortunio, es una cosa que cada vez me apesta más. Apesta que busque, entre los anónimos lectores, eco, mas no consejo. Pero ante todo apesta esta apestosa vida que me sigue azotando con sus inadvertidos golpes, uno de los cuales, como ya comenté antes, me sumó en una depresión sin precedentes: me refiero al plan frustrado de hacer de la vieja casa de mi abuela un hostal.

Pero es no es todo. Como al inicio de este blog, una sucesión incongruente de eventos suscita ya no mi desesperación pero si mi asombro. Sé lo que muchos dirán, que nada es gratuito en esta vida y que tenemos la vida que nos hemos buscado, pero eso no es, en ningún caso, consuelo para mí.

Samuel cayó enfermo por casi una semana. Mi reloj dejó de funcionar. El teléfono celular, que me sirve para guardar unos pocos números de teléfono, se perdió. Las últimas lluvias han dañado un canal de agua que queda exactamente sobre la puerta de entrada principal de mi casa. Y, como si fuera poco, un dolor de espalda atroz me recuerda a cada instante que debo relajarme, recuerdo que me pone cada vez más tenso e insoportable. ¿Macarena? Pues por ahora ella tiene una cara que es peor que un golpe en mi espada adolorida. Entiendo que es por todo lo que nos ha sucedido pero, claro, eso tampo ayuda.

Sí, he vuelto para quejarme, aunque la queja apeste.


11 comentarios:

Silvi dijo...

Algo tiene tu blog que hace que me encante. Debe ser su apestoso estilo. Sí, la mayoría de cosas apestan porque el sentido común es el menos común de los sentidos, y sobre todo apesta el sistema que nos vende sucedáneos de felicidad. Y perfume para que ocultemos la pestilencia.

No no, hay que enfrentarse a los olores con ojos y narices abiertas.

Quedáis enlazado en mi blog (lunas azules) Un beso,
s.

LeX dijo...

tambien te enlazare, ya ke yo hago todo lo ke dice la LUNA jajaja ... en verdad a parte de ello, quería decirte, que te pegues una ducha profeshor, vas a ver como todo mejora, lo malo es que ya no tendras que escribir.... Verch.. y ahi es cuando viene el dilema, del y ahora para que te voy a enlazar entonces?

Di dijo...

Bueno, hoy tengo ganas de quejarme yo también...
1. El jueves pasado el doctor decidió que o tengo gastritis o pancreatitis y tiene que internarme. Estoy sin seguro...
2. El viernes una loca señala que el tipo con el que salgo anda con ella... el lo niega pero a mi se me acaba la paciencia y caigo en cuenta que yo no soy la novia... que van 3 años y sigo siendo NADIE.
3. El lunes en la u me dicen que tal vez no acepten mi solicitud de ampliación del plazo para mi tesis, así que tal vez tenga que volver a la universidad.
4.El martes, después de salir el miércoles anterior volando por culpa de un chapa acostado invisible, el mecánico señala que se rompió la mesa del motor (misma que había sido cambiada 3 semanas antes) el protecto del cater... o algo así... y no se que cosas más..

hannagab dijo...

loco, aprovecha que ya mismo es fin de año y compra una funda con diablillos.

Yo soy del Quito dijo...

si no fuera por el Quito, estaría igual con quejas apestosas...

gracias por las sinceras felicitaciones... y bueno, en realidad siempre las cosas pueden ser peor o más apestosas.

Carlos dijo...

...no pierdas las perspectivas.
Todo el mundo se enferma o a todos se nos cae un negocio pana.

Tienes la propiedad en tu poder verdad? solo cuestión que aparezca el capital.

Recuerda, tu parte ya está realizada, solo falta el socio.

¿Estás buscándolo como se debe?

Tofu - sensei dijo...

Con tal que la infección del bebe haya sido viral, del susto no ha de pasar.
En cuanto a esos dolores de espalda, deduzco dos cosas o son posturales, o son justamente como blanco de descarga del stress. Yo recomiendo calor local y una caminada encima de cuando en cuando para enderezar las vértebras.
Es también el ambiente navideño, ese ambiente de mierda depresivo y negativo que a todos, no solo a ti, afectan.
Un abrazo.

Diana dijo...

mi amigo no deje que la vida le haga creer que ud. apesta!
un saludo!!

Juachán Conideas dijo...

LeX tiene razón. ¿Qué pasará cuando le dejes de apestar a la vida? Tu pestilencia hace que volvamos una y otra vez. Personalmente siempre he preferido la inspiración que viene del dolor a la que viene de la dicha. Por su puesto tu apestoso estilo me ayuda aun mas a volver a leerte.

Saludos

JJF dijo...

Que buen blog. Siempre me ha gustado.
Te apoyamos en denunciar lo que apesta, después de todo, también lo hacemos en nuestro blog (Ecuafriki). Saludos cordiales ^_^

Martín dijo...

!Sí¡ ...hace rato que no posteas. No estarás esperando algún tipo de revancha... una racha de suerte?