28 octubre, 2008

Capítulo 105 (El Apetado)

Soy una de las primeras víctimas de la crisis financiera mundial. Mi proyecto de hacer un hostal con mi amigo Niels, ha fracasado. Él ha debido regresar a su país de forma urgente, luego de que su padre sufriera un ataque cardíaco, producto igualmente de la crisis, lo que visto bajo una óptica razonable es peor de lo que me ocurre a mí.


Durante las últimas semanas, mi casa se convirtió en un laboratorio de ideas. Y en un muro de lamentaciones. Lo primero ocurrió porque con el entusiasmo con el que iniciamos a desarrollar la idea, creamos incluso planos de cómo se modificaría a vieja casa para convertirla en un hostal. Esto incluía número de habitaciones y baños, áreas de uso común, jardín donde tomar el sol (con las radiaciones características de una ciudad que está a 2.800 metros), y muchas otras cosas que me reservo para no dar ideas a otros apestosos roba ideas.

Lo segundo porque cuando quisimos averiguar cómo emprender el proyecto nos topamos con una cantidad enorme de burócratas municipales, cada uno de los cuales nos ha dicho otra cosa. ¿Acaso, me pregunto yo, no hay un instructivo sencillo que ayude a los emprendedores a desarrollar su proyecto, considerando que este también interesa a la ciudad pues significa para la misma más contribuciones? No, claro que no, tal cosa no existe, solo funcionarios descorteses, desinformados y apurados que no brinda ningún tipo de ayuda. En las próximas elecciones municipales de mi ciudad, yo no votaré por el actual alcalde o su seguidor por estas y muchas otras razones de las cuales son testigos mis cansados pies y desgatados zapatos.

Claro que los avances sobre lo actuado, me dirán ustedes, servirá para que yo solo lleve a cabo el proyecto, pero quien argumente en tal sentido se olvida de un pequeño detalle: mi pobreza, mi pestilente pobreza.

En virtud de lo que aquí expuesto (el lenguaje burócrata-municipal se me ha pegado de forma atroz), cargo una depresión manifiesta que me impide seguir escribiendo…

9 comentarios:

Anaid dijo...

...mi apestado amigo no eres el unico al que deprime esta crisis, tú, por lo menos tienes a tu bella esposa, fiel compañera de batalla, hay otros que nos la tenemos que ver solos! y eso si que apesta y mucho
Un saludo
ps: que pena por lo de Niels, me simpatizaba leer de aquel Holandez...

iCy dijo...

Apestado, a veces Dios aprieta pero no ahorca... debe estar cerca alguna solución. En guayaquil, el Correa dio apoyo a familias que querían emprender nuevos negocios, no sé si aplica a un Hostal, pero aqui lo hicieron con tiendas y talleres de modistas... deberías averiguar si existe un plan así en Quito, seguramente debe haberlo, aunque el municipìo no ayude mucho, y malo que yo lo diga porque estoy absolutamente en contra de Correa, este gobierno (para bien o para mal) apoya a las pequeñas microempresas...

Espero te haya de servido aunque sea un poco el dato, ¡Suerte!

Pastv dijo...

la vida a veces nos patea y se burla de nosotros mi estimado. Mira lo que el robot de google pone en tus campos de adsense...
http://i145.photobucket.com/albums/r208/pastv/Picture1.png

Ludovico dijo...

yo no se.... que desastroso!!!

Carlos dijo...

…bueno, espero vuelva pronto tu socio capitalista.

Y pues si no volviera debes tener un plan B.

Supongo ya debes tener casi un Proyecto elaborado. Tu zona es buena, la idea es magnifica.

Siempre habrá o aparecerá un interesado, nacional o extranjero.
Primero, ponte en sus zapatos. Si tu tuvieras el capital y quisieras invertir ue te gustaría que tu posible socio t muestre?

- un plan de negocios, un estudio de la zona, proyecciones por mes que tu manejas, un presupuesto para gastar en publicidad, unos tres tipos de logotipo posible al menos, una proyección de ingresos a 6 meses desde la puesta en marcha.

A nadie le gustan los trámites burocráticos, así que si no puedes tener los permisos, al menos una idea clara de lo q necesitarías, Captur, intendencia, patente municipal, Sayce, bomberos, Min. De Turismo, Registro de nombre, etc.

Eso facilita mucho cuando te relacionas con posibles socios capitalistas.

Te deso suerte bro!

Silvi dijo...

Tarde pero llego, je je. Oye qué coincidencia yo también he pasado cranéandole pero todos los negocios que se me ocurren implican pérdida y no ganancia, ja ja ja, es que vivo pensando en la promoción artística, pero vieras, invierto e invierto y creerás que me hallo la gallina de los huevos de oro :P

En cuanto a los trámites para establecer empresas pues te recomiendo contratar un abogado, claro, uno baratero... te cobrará pero te dará haciendo todos los trámites ñejeje.

Di dijo...

De ley tu señor socio vuelve...
y llegará cuando haya nuevo alcalde y no sean tan burocráticos

Tofu - sensei dijo...

Estos malparidos burrócratas son unos de los culpables que las cosas marchen como la gaver en nuestro país.
Ahora bien, el proyecto está, está sólida la idea, si te falló el holandés (claro que la razón del infarto del viejo es más que justificada) tiene que aparecer otro inversionista en busca de una idea fresca. Que de ésos llegan a millares, sólo que falta justamente los que proveen las ideas frescas. Así que a salir a recorrer los "pubs" de la amazonas, que ahí suelen andar echando sus bielas europeos, gringos o canadienses con ganas de algo innovador.
Un abrazo, mi pestilente amigo y por aquí siempre se te apoya.

Botellita de Jerez dijo...

A pesar de lo complejos que parezcan los trámites burocráticos, a veces es sólo cuestión de encontrar el inicio de la madeja para empezar a deshilvanarla. Eso, claro, en el supuesto de que los trámites no se persigan en un auto-recurrente desfile macabro, al estilo de:
- para sacar el permiso A necesita el sello B
- para obtener el sello B necesita el folio C
- para conseguir el folio C necesita… el papel A.

Akira Kurosawa ya retrató tus cuitas con la burocracia en su maravillosa película “Vivir”. Te la recomiendo mucho para una de estas tardecitas frías.

Te daría algún consejo sobre cómo llevar adelante tu emprendimiento, pero eso es algo de lo que (en lenguaje burócrata-policial) “desconozco mayormente el particular”.