31 marzo, 2008

Capítulo 94 (El Apestado)

Hemos batallado desde inicios de este año para lograr nuestro objetivo, y hoy estamos apunto de cumplirlo. En los próximos días llegarán nuestros primeros huéspedes, una chica holandesa y otra alemana que vienen a Quito para aprender español.

Seremos su familia anfitriona, a través nuestro verán al país, a la ciudad, aprenderán de nuestras costumbres, buenas y malas, y oirán todos los dejos de esta variedad del español quiteño, quiteñazo, como recalca Macarena refiriéndose a mi forma de hablar.

Samuel todavía no entiende bien de qué se trata todo esto. No entiende que personas extrañas vengan a nuestra casa, que deba cambiar de habitación para recibir en la suya a alguien que no conocemos, que ese alguien no hable español, que nos lleve tanto tiempo preparar su llegada, el menú de bienvenida, que cambia cada día, los horarios para la limpieza de la casa, los planes de compra para que nada falte, las interrogantes sobre cuándo y cómo recibiremos nuestro primer pago que es casi lo que Macarena y yo recibimos juntos durante todo un mes.

Ni Macarena ni yo estamos dispuestos a dejar nuestro empleo, por más que estos nos pesen; así, hemos tenido que recurrir a una tercera persona, a una empleada, para que haga a las tareas de la casa, deje lista la cena, limpie las habitaciones, arregle los trastos del desayuno y tantas otras cosas más…

Pero, al igual que a mi hijo de cinco años me inquieta la presencia de personas extrañas en mi casa. Ya no podré pasearme en calzoncillos, ni aparecer con mi melena a cuestas bajo el riesgo de espantar a mis nuevas huéspedes. Macarena por su lado ha manifestado, entre bromas, su temor de que me lance sobre las jóvenes huéspedes que ambos imaginamos con ancas de yegua, cabellos blondos, piel de nínfulas, desinhibidas y alegres…. Claro, si la escuela que las ubica en mi casa accediera a esta última idea, cancelaría el contrato que tiene con nosotros….

10 comentarios:

Atrapasueños dijo...

grandiosa experiencia, hace años mi madre tambien recibia huespedes, suerte con tu nueva empresa

Ludovico dijo...

Suerte!!

pastv dijo...

Te va a salir bien, ya lo verás!

Minmey dijo...

seguro que te va bien.. y claro.. puedes contar conmigo para las experiencias ludicas de lss foraneas..jijijiji

Dies Irae dijo...

Presentaras...

Fátima dijo...

¡Qué bueno, Apestado, te felicito!!! Excelente.

Enseñarasles bien.

Anónimo dijo...

Suerte !

fernando naranjo dijo...

¿viste?

caminante dijo...

En hora buena! Espero que todo siga viento en popa.

Gringuita Quiteña dijo...

Espero que todo salga bien, aunque no te puedas pasear en calzoncillos! un pequeño sacrificio por algo nuevo que empieza y que podria ser muy bueno para ustedes, no solo economicamente pero como experiencia.
Mi familia recibio a una gringuita hace muchisimos años, mis primos pequeños vivian ahi tambien y se hicieron muy amigos. Hasta el dia de hoy mi familia sigue en contacto con ella.
Suerte! y contaras las anecdotas no??