09 noviembre, 2007

Capítulo 86 (El Apestado)

Como dice el poeta mexicano José Emilio Pacheco, “importa el texto y no el autor del texto”. Quiero así empezar la defensa de mi anonimato, a propósito de una serie de comentarios que han motivado, al menos, mis dos últimos post. Además, era un tema que había quedado relegado, tras más de un año de estar exponiendo en este espacio mi apestosa vida.

Si disfrazo mi identidad, es por varias razones, la principal: una elección personal. Así como Bruno Díaz, Peter Parker, superhéroes a quien no llego ni a los talones, he optado por permanecer oculto, porque, entre otras cosas, me inquieta que mi suegra, la omnipresente, se entere de mis pasiones, de que mi mujer, a quien llamo aquí Macarena, sepa de mis descripciones desvergonzadas sobre su anatomía, que mi hijo descubra que su padre es un Apestado.

Y es así que este, mi alter ego, con toda su humanidad y fragilidad se esconde tras la imagen de un ser a quien rondan las moscas. Pero estoy a la vista de quien me busque, de quien se dé el tiempo de leerme. Y así mismo, es desde este espacio, y con esa identidad velada que comento, a veces con agudeza, lo que ocurre en espacios semejantes a este.

Ahora, cerca de 800 comentarios han entrado en este blog a los diferentes post, de esos, 30 han sido anónimos y si muchas veces he querido responderles, ver su imagen revelada, aunque sea bajo la forma de una figura abstracta, me encuentro con el vacío, con una pantalla muerta que no me remite a nadie, a nada, a la nada.

Sin embargo, entiendo a quien me dice que mi anonimato es tan válido como el anonimato de quien ni siquiera se da un nombre, aunque sea tan apestoso como el mío, o tan perfumoso como el de otros. En mi defensa, como lo dijo un célebre anónimo, a propósito del anonimato, “odio a la gente que no da la cara”. Pero claro no los odio con ese odio que incita al asesinato.

17 comentarios:

A. dijo...

Apestado, el anonimato es una caracteristica intrinsica de la experiencia de bloggear. Si alguien tiene algun problema con tu o mi anonimato, pues que deje de leerte/leerme y de postear comentarios.

yo misma dijo...

pues sí, yo por el contrario tengo un gran problema con ser anónima, no por el interés en darme a conocer, sino que no me sale, todo me lo tomo en la vida demasiado personal... pero envidio tu anonimato, le da un misterio chévere al asunto

Minmey dijo...

que el anonimato d un blogger quede en entredicho solo puede pasar por estos lares... jijijijijiji

Ludovico dijo...

Muy buen justificacion de lo que puede ser lo oculto

Mu dijo...

marte de la magia del blog, es la libertad de decir lo que quieras con el nombre que quieras. Igual, no sé porque siempre pensé que macarena se llamaba así. :P

LA Gaby dijo...

mmmm... siempre me he quejado sobre el anonimato de ciertos bloggers... pero la verdad el tuyo nunca me molestó... entiendo a través de tu descripción que hay un "otro tú" que podría meterte en problemas jejeje. yo por mi parte nunca acepté el anonimato y hasta terminé conociendo en persona a muchos/as de los bloggers que andan por ahí.
impresionantemente eres el único anónimo que respeto.

Andrea dijo...

Es fácil no guardar anonimato cuando no hay algo que perder, una familia y una suegra con suerte de dios pagano y vengativo justifica todo ocultismo posible...No es necesario ser super heroe para querer ser undercover...Ni tampoco que justifiques el querer serlo...al fin para eso tienes el blog no?

yo misma dijo...

yo también pensaba que se llamaba Macarena, le queda bien a las piernas y al trasero jajaja

yo misma dijo...

yo también pensaba que se llamaba Macarena, le queda bien a las piernas y al trasero jajaja

Pablo David dijo...

Creo que tu blog perderia muchisimo sin el anonimato.. quizas no se dirian todas las cosas que dices, yo creo que te da un poco esa valentia detras del antifaz, esa seguridad intrinseca de no afectar a los demas. Un saludo apestado.. y siga posteando pestilencias que le seguiremos visitando...
en serio no se llama macarena ?? jeje.. eso si podrias quizas dar el nombre...
Saludosssssssss

pastv dijo...

Macarena... a mi me vendiste la idea de un nombre real. y personalmente te felicito por haber mantenido la identidad secreta tuya y de la esposa tan bien. (parece que estuvieramos hablando de la pelicula de Disney Pixar, Los increíbles)
Saludos Apestado!

Quiteña-en-gringoland dijo...

Apestado, respeto tu anonimato, al mismo tiempo yo tengo el mio, claro esta......si alguien que me conoce medio bien lee todos mis posts, posiblemente llegue a deducir quien soy. Yo empeze a escribir con la idea de que quizas nadie me leeria, y que necesitaba algun tipo de desahogo de mis tonterias...ahora se ha convertido en algo un poco mas grande, gente que me lee, que opina, de hecho he descubierto quienes son algunos de mis lectores, pero por ahora lo dejo asi...cada quien maneja su vida y sus posts como le desee, al final no estamos en un club para conocer gente o si? simplemente otro lugar donde podemos ventear nuestras ideas.....that's all....

OZNES dijo...

bla bla bla bla

pd
bla

Full Metal Jacket dijo...

Concuerto totalmente con lo expresado por Oznes (es en serio).

Anónimo dijo...

este que todititos nos creemos la hostia no? yo prefiero la fase anti-heroe del apestado perfumoso. Esta fase mas defensiva me paso por las galletas

wyc dijo...

sí, el anonimato es parte de esto.. es como si le diera un saborcito especial... pero no el anonimato de los comentarios anónimos sino el del disfraz que nos permite ser otros sin dejar de ser nosotros... o algo así.

rasputin dijo...

creo que lo que molesta a los que les molesta es que aun no tienes un nombre, solo un apellido.
Yo le sugeriría un Paúl Apestoso.
Un nombre común y un apellido diciente.